Feb 07, 2023 | 18:20

Aumento del precio de carne de res y pollo está acompañado de inflación y desempleo

Coparte Nuestro Contenido:

Por: Lic. Willy Marcos Chipana Mamani – Periodista

La escasez y el aumento del precio de la carne de res y de pollo en los mercados de las regiones del occidente y del valle a causa de los bloqueos en Santa Cruz, es uno de los muchos efectos que sentirán varios sectores de la economía del país en los próximos meses. Este hecho traerá en el fondo desempleo, inflación y el incremento del presupuesto en la subvención a los alimentos.
Es importante mencionar algunos datos para sustentar el anterior acápite. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el departamento de Santa Cruz hasta 2021 se contabilizaron 4.616.235 cabezas de ganado bovino, lo cual representa el 44% con relación al total nacional que alcanzó a 10.384.482, mientras que La Paz alcanzó 589.899 cabezas de toros y vacas, lo que equivale al 6% con relación al total nacional.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) informó que ésta región en 2021 produjo el 76% de los alimentos a nivel nacional (16,4 millones de toneladas) que se traduce en soya, sorgo, maíz, girasol, caña de azúcar, trigo, arroz, frutas o hortalizas.

Además, hasta julio de 2022, las exportaciones de Santa Cruz representaron el 33% ($us 2,706 millones) con relación al resultado nacional
Asimismo, en base a datos del INE, la producción cruceña aportó el 30,3% ($us 12.355 millones) al Producto Interno Bruto (PIB) en 2021 seguido de La Paz con $us 11.269 millones de dólares (28%).

En este sentido, los primeros efectos que se percibe como consecuencia del bloqueo de caminos en Santa Cruz tras la detención del gobernador Luis Fernando Camacho son los siguientes: el aumento en los precios de varios productos de la canasta familiar para el consumidor como de la carne de pollo, lo que derivará en la pérdida del valor adquisitivo de moneda nacional. Se debe recordar que el año anterior hubo una subida de los precios como efectos de la sequía o la helada y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Además, el productor de pollo, ganado bovino o cerdo del valle u occidente comprará el grano de maíz o derivados de la soya en un mayor precio, lo cual encarecerá los costos productivos. Esta situación obligará a realizar un ajuste en el presupuesto en diferentes ítems como en la contratación de personal o servicios, es decir, en algunos sectores productivos habrá menos demanda de empleos directos e indirectos.

Si bien, el sector agropecuario del oriente cruceño produce para toda Bolivia porque genera insumos para la cadena productiva, el bloqueo de las carreteras causará un sacrificio económico para este sector porque paralizó sus exportaciones y la oferta de sus productos en el mercado interno. Por ejemplo, el productor de huevos o aceite comestible dejó de vender su producto con el efecto de interrumpir las actividades del sector del transporte de carga nacional e internacional, congeló la demanda de trabajadores y ralentizó los ingresos tributarios para el Estado boliviano.

Existe un sacrificio de productores y consumidores, las regiones con menores ingresos sufrirán los efectos como el aumento de los alimentos, la caída del empleo directo e indirecto, las exportaciones y el crecimiento económico. Otro de los efectos que se sentirá será en la subvención de los alimentos.
Las autoridades del gobierno señalaron que Emapa garantizará la oferta de carne de res en el mercado interno, pero no informaron cuánto significará esta operación porque la logística demanda de un presupuesto. La subvención es buena cuando un Estado tiene los suficientes recursos, pero si no los tiene será una carga para el déficit fiscal que tendrá que contabilizarlo el Tesoro General de la Nación (TGN).

En este marco, la detención de Camacho no fue bien calculada por los efectos que dejaría a mediano y largo plazo a no ser que nada eso haya importado, sino el descabezar al oponente. Pues para ello el general chino Tzu Sun señalaba que para enfrentarse al enemigo se debe evaluar el territorio, los aliados, el momento, el enemigo, el clima y las acciones que se realizarán.

Al margen de las posturas ideológicas que pueda haber, está claro, que el modelo liberal que se desarrolló en la región cruceña es exitoso, pues trabajaron de la mano con la genética para mejorar el hato ganadero y se incrementó la producción de alimentos. Pero ¿qué se hizo mal en el occidente y en el valle para no poder desarrollar el sector agropecuario?
La política gubernamental en el marco de su modelo Económico Social Comunitario Productivo no tuvo éxito en este campo porque no logró desarrollar todas las capacidades productivas como la quinua, las hortalizas, las frutas, el ganado bovino, ovino o avícola desde 2006. Por ejemplo, las vendedoras de trucha saben que este producto proviene del Perú en gran proporción porque la oferta nacional no está en la capacidad de atender la demanda existente, lo cual demuestra que el occidente y el valle depende de los productores de trucha peruana en última instancia.

Realizar wa´jtas, wilanchas y demás sacrificios a los dioces andinos no es el camino correcto, sino el uso de tecnología, la mejora de genética en el ganado bovino, ovino, caprino o auquenido, la construcción de macro y microriego a gran escala. Para esto, es necesario el trabajo coordinado entre el Estado, el sector privado, los cooperativistas y sectores productivos rurales alejados de toda postura ideológica-política para revertir esta situación.


Si no se toman en cuenta las recomendaciones, la escasez y el aumento de los precios de la carne de res, cerdo y de pollo continuarán cada año, así como la pérdida del valor adquisitivo de la moneda nacional que sentirán las familias de escasos recursos porque los números podrán marcar favorables para el discurso ante la prensa por las fuentes oficialistas. Es preciso un reajuste en las políticas que aplica el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a partir de la pregunta que muchos se hacen en sus pasillos referido a cuánto de dinero destina a los consultores y asesores, de los recursos programados para proyectos agropecuarios, es decir, ¿de cada $us 100 dólares destinado a los proyectos agropecuarios cuánto va a los consultores y asesores?
También, es menester preguntarse ¿por qué no hay ni un ganadero de ovejas o de llamas en el altiplano o de vacas y toros en el valle a mayor escala como ocurre en la Argentina o Chile? ¿será acaso que los habitantes del altiplano se acostumbraron a los bonos, al fresco discurso de los k´aras, imperialistas, croatas o derechistas y prefieren ser comerciantes minoristas y contrabandistas?
Encerrarse en clichés, frases o el fácil discurso político de plazuela no es excusa para causar el desabastecimiento de carne de res, cerdo o pollo en los mercados, más aún, si uno se dice ser antiimperialista o anticapitalista, pues debe aplicar las leyes históricas del materialismo histórico y de la dialéctica, lo cual se traduce en la ciencia y la tecnología.


Coparte Nuestro Contenido: